La literatura universal e historia del mundo nos enseña que cuando alguien llega a rey, es devoción para el resto de la corte derrocarle, envenenarle, encerrarle, ahorcarle, asesinarle, acribillarle, denostarle.

Hermanos, gabinete, familia y amigos de envidia que buscan llegar al sitio más alto, todos bajo la premisa de “quítate tú para ponerme yo”.

Así es que iniciamos una nueva etapa de seis años donde los amigos de Morena deben entender, que las reglas milenarias no han cambiado. Les advertimos que era condición humana y que, en la asunción el poder la posición de mayor riesgo es la que tiene con muchos méritos Andrés Manuel López Obrador.
Un mandatario que tiene que ser menos lo que dice y cuidarse mucho. Oficiar misa para el ejido de “Los Azuelas” está bien, pero sostener en las altas esferas que será como Francisco Ignacio Madero González es una tentación de riesgo enorme.

Los que saben de historia, deben acercarle al mandatario lecturas que son básicas para entender el contexto al que me refiero. Libros hay muchos, pero hay uno que seguro tiene al alcance de la mano.

Pongamos el que escribió Paco Ignacio Taibo II bajo el títutlo de “Temporada de Zopilotes”, un documento que narra de manera práctica la llamada Decena Trágica que termina con la muerte del demócrata Presidente Francisco I Madero.

No estamos para dar consejos, pero si para escribir sobre los escenarios , que en el caso 2018, claro que el primer momento de portar la banda presidencial sin ex cusa ni pretexto sobrarán “traidores a Cristo”.

De quiénes se tiene que cuidar. No creo que de su Gabinete pues casi todos son compromisos desechables en los distintos puntos estratégicos.

Veamos: Gobernación: Olga Sánchez Cordero, Relaciones Exteriores: Marcelo Ebrard. Hacienda y Crédito Público: Carlos Manuel Urzúa Macía; Desarrollo Social: María Luisa Albores, Medio Ambiente y Recursos Naturales: Josefa González Blanco Ortiz Mena.

Energía: Rocío Nahle, Economía: Graciela Márquez Colín, Educación Pública: Esteban Moctezuma Barragán, Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación: Víctor Villalobos, Comunicaciones y Transportes: Javier Jiménez Espriú.

Función Pública: Irma Eréndira Sandoval, Salud: Jorge Alcocer Varela, Trabajo y Previsión Social: Luisa María Alcalde, Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano: Román Meyer Falcón, Turismo: Miguel Torruco Marqués y Cultura: Alejandra Frausto Guerrero.

Todos son un Gabinete-Empleados que se puede mover mucho, pues si bien no van por el suelo, muchos están lejos de tener la elegancia que se presumía tuvieron los secretarios de Benito Juárez, otro de los íconos a imitar.

Gabinete de transición o no s solamente les recuerdo como ejemplo que nada más como ministro de Gobernación, el mandatario oaxaqueño tuvo entre el 1858 al 1872 a 25 titulares ( en varios periodos continuados algunos repitieron), con lo que igual dejamos el tema de tarea.

Cuántos de los que están anotados serán parte de la transición y acomodo del nuevo gobierno y cuáles, están tristes porque persiguieron la liebre y otros la alcanzaron….

Ese pleito no me lo pierdo.

18 pendientes…

Correo: jeleazarmedia@gmail.com Twitter.- @eldebateequis