Carlos-García. LIBROPOLITICA

El área de comunicación social del Presidente Electo Andrés Manuel López Obrador, informó que éste, descansará durante los tres días previos a su toma de protesta constitucional; por lo tanto, no se presentará a laborar en su casa de transición.

Dicha noticia me parece inconcebible, sobre todo, tratándose de un hombre como Andrés Manuel, quien prefiere estar en pie de lucha, sobre todo ahora que conquistó tras doce años de campaña la presidencia de México.

La historia nos muestra ejemplos de gobernantes que no descansaban ni en tiempos de paz, tal fue el caso del Rey Filipómenes, monarca de los acayos, quien no cayendo en la ociosidad, optaba por recorrer los prados de su reino acompañado de sus generales, el objetivo central de aquellas caminatas era el de plantearse supuestos escenarios de invasión enemiga, acto seguido, pedía opiniones sobre las estrategias de defensa y ataque con mayor probabilidad de éxito, afortunadamente para el rey, aquellas prácticas, le facilitaron la defensa de su reino en diversas batallas.

Así como el Rey Filipómenes no descansó ni en tiempo de paz, el próximo presidente de México no deberá confiarse durante estos días de tensa calma.

Si bien es cierto, aunque se dijo que López Obrador solo practicará los discursos que pronunciará en el Palacio de San Lázaro y en el Palacio Nacional, lo recomendable será que esté muy atento a las acciones que emprendan los 12 gobernadores panistas, ya que éstos, permanecen inconformes por las facultades otorgadas a los próximos coordinadores de programas federales (superdelegados), pero además, a las que pretendan llevar a cabo el resto de gobernadores del PRI en relación al mismo tema, pues un bloque de gobernantes de tal magnitud oponiéndose a las futuras acciones de gobierno fácilmente alteraría la gobernabilidad democrática.

Tal y como escribió Nicolás Maquiavelo en su obra: “Discursos sobre la primera década de Tito Livio”, “El príncipe que no cuida de asegurarse de aquellos súbditos que son enemigos del nuevo orden que él establece, no constituye más que un estado cuya existencia será breve”.

Twitter: @carloskgv