J. Eleazar de Ávila…

Mientras no haya un “tiro de gracia” inferimos: Si el objetivo es ponderar, apalancar al candidato del PAN a la presidencia de México, como opción 2 del sistema lo están haciendo perfecto. En ese caso, triste para los priístas que quieren ver tras las rejas a El Cerillo.

Vamos por partes, que parte no han entendido que muchas de las estrategias del grupo en el poder son a destiempo. Los decimos porque pasan los días y el empate sigue, en más menos tres con Anaya y el deslinde con Ricardo Anaya es lento.

El punto no es que se haya cometido delito de lavado de dinero, lo divertido, es que al amparo del la política partidaria todo vale, todo se cubre, todo se posterga, a menos que los próximos días como dicen algunos amigos de Insurgentes, al “Canaya” le pongan una bomba atómica-política.

Mientras que sigan las payasadas. “Mátenme porque me muero” de la risa es lo que dicen desde el bunker del panista, perredista y anaranjado, candidato que igual debe entender, que si bien lo que no le mata le fortalece, en caso de un acuerdo, los votos utilitarios del PRI, desde las bases serían para Morena.

Es sentido común, los priístas ven como loco a El Peje, como divergente, pero nunca como el absolutamente intratable, frente al dogmático queretano, cuya estrategia sobrevive con mucha audacia y boca.

De si hay expedientes aun peores contra Anaya, el sistema se está tardando. Como les digo, los de Edomex tiene una aritmética distinta al resto del contexto nacional. El PRI apenas hace una semana se puso a edificar la estructura piramidal de delegados, responsables regionales y de distrito.

¿Por qué no lo hicieron en diciembre? Por eso mismo que usted está pensando. No lo digo yo, son los mismos priistas de base los que mandar un sonoro por qué a Enrique Ochoa Reza.

1.- En fin, esta es una fiesta de locos. Un festín de ocurrencias en todos los sentidos, donde la campaña negra campea, crece, se anida como la humedad de los baños de las casas de Infonavit, construida con caramelos y azucar glas para el sistema.

2.- Qué va a pasar, todavía estamos a tiempo de suspirar, comprar, palomitas y tomarnos con mucho sentido de humor, la tragicomedia que son las elecciones del 2018. No hacerlo sería grave para la salud.

3.- De ejemplo ponemos nuevamente en el sitio de honor a Diego Fernandez de Ceballos, quien como asesor de Anaya, lo acompaña a la PGR, maldice a sus funcionarios, afirma que para bajar a su gallo hay que matarlo.

Ya en la noche los datos en medios indican que es de los que acudió afanosito a la taquiza que organizaron amigos y colaboradores a José Antonio Meade con motivo de su cumpleaños 49.

“La única forma que tienen para quitar a Ricardo Anaya es matándolo, ya no le anden buscando… por eso les digo, para que lo entienda el gobierno pueden sacar todo el baño de lodo, a Ricardo Anaya sólo lo quitan el día de la elección muerto, no va a haber otra manera, punto”, es lo que jura en el 1, 2 con Moni vidente.

Al tiempo…

18 pendientes… Pin personal BBM: debatex

Correo: jeleazarmedia@gmail.com Twitter.- @eldebateequis