Tony Mendizabal (Twitter @tony_mendizabal)

“Y nos dieron los diez, los veinte, los cincuenta… los noventa y dos…”. El año 25 del siglo pasado más allá de convertirse en el año, en el que se fundó el Banco de México, así como los altercados presentados en la iglesia católica, será recordado también como el año en el que, el PRI se convirtió en el partido predilecto por los mexiquenses (al menos, por la mayoría de las votaciones). Y tal parece, que seguirá así.

Noventa y dos años de constancia, y el resultado más latente es la injusticia ¡Injusticias everywhere!

Estado de México, el estado en el que:

• La tasa de incidencia delictiva en la entidad supera los 50 mil delitos por cada 100 mil.
• Se registra el mayor número de homicidios dolosos, seguido de Guerrero con y de Chihuahua.
• Que más del 80 % de su población mayor a los 18 años tiene una percepción de inseguridad en su municipio

El estado en el que una niña de 11 años ha tenido ocupar el transporte público para recorrer un tramo menor a los 5 minutos para evitar la lluvia y nunca más volver. Donde, al tener que subir, le ha entregado a su padre su celular para evitar ser asaltada mientras iba en el trayecto.

Un estado, en donde después de enterrar a tu hijo/a te conviertes en presa de los familiares y amigos de los asesinos. De quienes, hoy lloran por la inesperada muerte de alguien que violo y mato a una niña que solo intentaba evitar la lluvia.

Hace un par de semanas, dentro de mis textos le hacía hincapié sobre 2 cuestiones acerca de las elecciones: 1) Si usted, no conocía los estatutos, lucha a capa y espada, y es beneficiado por algún partido y este beneficio no busca el bien común, sino el de algunos cuantos, mi querido lector usted sólo busca “el hueso” whatever that means (sea lo que sea, que esto signifique) y; 2) “Tú, mi eternamente tú” … la misma campaña, las mismas promesas y el mismo resultado… alrededor de dos millones 48 mil electores decidieron el futuro del Estado de México, el PRI. Si usted se encuentra identificado o relacionado con alguna de estas dos posturas, lo felicito, es cómplice de 92 años de injusticias.

Cuenta la leyenda que “Más vale malo conocido que bueno por conocer”, pero después de 92 años… ¡NO ME JODA!

AM

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here