En la gira del Presidente Andrés López Obrador por Tamaulipas, todos ganaron. Menos uno: José Ramón Gómez (JR). Los diputados federales se placearon; los senadores, hasta tuvieron su minuto de gloria con el discurso –insulso por lo torpe- de la Senadora; el gobernador del estado, mostró su capacidad de asimilación y Adrián Oseguera fue el único alcalde que saludó al Jefe de la nación.
Los ciudadanos, festejaron el anuncio de varios proyectos del gobierno federal lopezobradorista para Tamaulipas.
¿Pero por qué perdió JR?..
JR, dilapidó capital político porque mostró todo su perfil: excluyente, de pocas luces, inexperto, y ambicioso vulgar.
El primer golpe al hígado, lo recibió el reynosense cuando AMLO lanzó la pregunta:
-¿Cuántos hemos censado para los programas federales?.
-Creo que 400-dijo JR.
-¿400 mil?-respondió el Presidente.
El representante del gobierno federal en Tamaulipas, respondió: 400.
Enfado de AMLO.
Expresó que en el mes de diciembre deben arrancar esos programas con cifras fidedignas en el país.
Primer sofocón.
Y en “público de la gente”.
El segundo descontón ocurrió en el evento de la Laguna del Carpintero, en Tampico.
JR fue el responsable del acto. Su pifia fue subir y presentar como representantes de partido a los miembros del presídium. Error grave, para un Presidente que es de todos los mexicanos.
“Si mencionaste a los partidos, debiste invitar al PRI y al PAN”, fue la frase arropada por el reclamo.
Tan poquito vio AMLO al JR, que pidió a varios diputados federales, a alcaldes y Senadores de MORENA, apoyar en el trabajo al joven fronterizo.
No es tan mecánico el asunto, pero el espacio que dejó vacío el imberbe Gómez, lo ocuparon los Senadores, los legisladores federales y los alcaldes.
Pocos políticos, habían perdido en tan poco tiempo, tanto capital político como el JR.
Bien dicen los gringos:
-Easy come, easy go.