Existen algunos aspectos que debes tomar en cuenta a la hora de elegir los productos cuando vas de compras al supermercado. Es muy común ver en todos los anaqueles y refrigeradores frases como “light”, “bajo en grasa”, “ligero”, “bajo en azúcar” y que cuando te propones llevar una dieta y quieres perder peso, recurras a todos estos productos; solo hay que poner atención y leer las etiquetas nutrimentales, así como los ingredientes que lo contienen, ya que no todo es como lo venden.
Podemos definir a los productos “light” como aquellos que poseen el 30% menos de energía que su alimento similar convencional, por lo cual se les ha sustituido su contenido en azúcar o grasa por ingredientes con menos calorías.
Para que se mantenga el sabor de los alimentos “light” y sea lo más parecido posible a los alimentos originales, es usual que la grasa o el azúcar sean cambiados por sustancias conocidas como sustitutos. Por ejemplo con los alimentos “light” dulces se utilizan los polioles (xilitol, manitol o sorbitol) los cuales aportan poca energía o los cuales también se le conocen como edulcorantes sin calorías como: sucralosa, sacarina, asparrtame, entre otros).
Así que para optar por un alimento realmente bajo en calorías, no debe contener azúcar, ni maltodextrina, ni fructuosa, ni sacarosa.
¿Los alimentos Light te harán bajar de peso?
Se debe tomar en cuenta que los productos light suelen contener mayores cantidades de grasa, azúcar y sal, es por ello que con solo consumirlos no te harán bajar de peso. Haz la prueba cuando vayas al supermercado y compara una mayonesa o chocolate light vs su versión normal, te sorprenderás al descubrir que continúan siendo igual en calorías, o bien su grasa disminuida y con el azúcar aumentado o viceversa.
Es cierto que algunos de los productos light pueden contener menos calorías y al hacer un buen cálculo de estas calorías y con la lectura de las etiquetas adecuada, pueden hacer bajarte de peso recordando que hay que llevar una dieta de acuerdo a nuestras necesidades y siempre combinándola con el ejercicio físico regular.
Toma en cuenta que por ser un producto ligero o bajo en grasa podrás comer lo que quieras, pues ya lo hemos comentado, si contienen las mismas calorías que un producto regular las calorías siguen contando igual y ocasionalmente suelen ser de un costo más elevado que el producto convencional, así que hay que revisar etiquetas para cuidar también de nuestra economía.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here