Nutrióloga Jessica López

Se dice que bastantes años atrás prevalecía aún más el comer de una manera mucho más natural y no consumían tantos alimentos procesados como lo hacemos hoy en día. 
La gente caminaba más, sobre todo distancias largas en igual de ir a un gimnasio, no eran tan frecuente los problemas de salud sobre todo eran menos los casos de obesidad.
La gente se mantenía en constante movimiento e incluso tenían sus propios huertos (alimentos frescos) y menos alimentos procesados. Seria excelente que hoy en día cuidemos más todavía el consumo de nuestros alimentos.

Es importante comer más alimentos naturales y menos alimentos procesados por la razón de que:

1. Los alimentos procesados contienen grandes cantidades de hidratos de carbono refinados.

Los hidratos de carbono refinados se convierten en glucosa muy rápido en el cuerpo. Esto aumenta la resistencia a la insulina y favorece la ganancia de peso y el desarrollo de enfermedades crónicas.
Los alimentos ricos en hidratos de carbono refinados son: galletas, papas, panes dulces, pan blanco, repostería, tortilla de harina, pan de caja, bebidas gaseosas, jugos y otras bebidas azucaradas.
Lo ideal es elegir cereales naturales integrales como amaranto, avena (natural, no de sobre), tortilla de maíz, pan integral (natural, no de caja) y leguminosas como frijoles, lentejas, garbanzos y soya. 

2. Los alimentos procesados contienen altas cantidades de azúcar y de jarabe de maíz alto en fructosa.

El consumo excesivo de azúcar está asociado con resistencia a la insulina, triglicéridos altos, enfermedades cardiovasculares, diabetes, obesidad y cáncer. 
El jarabe de maíz alto en fructosa se encuentra en la mayoría de los alimentos industrializados como panes, galletas, salsas, jugos, entre otros. 
La fructosa se metaboliza en el hígado y si se consume en grandes cantidades lo daña igual que el alcohol y otras toxinas, además se almacena directo en forma de grasa, ocasionando obesidad y resistencia a la insulina.

3. Los alimentos procesados generalmente son bajos en fibra. 

La recomendación es consumir entre 20 – 30g de fibra al día pero la mayoría de la gente no consume ni la mitad de esto porque no consumen las raciones adecuadas de frutas, verduras y alimentos naturales. Aunque un producto industrializado diga que contiene fibra, por ejemplo barritas de cereal, panes de caja y cereales de desayuno, por lo general contiene muy poca y esto no les ayuda a alcanzar los requerimientos diarios.
Para aumentar tu ingestión de fibra y ser una persona más saludable, consume por lo menos 5 raciones de verduras y frutas crudas, leguminosas como frijoles y lentejas, oleaginosas como almendras y nueces, y cereales integrales como: avena, amaranto y tortilla de maíz.


4. Los alimentos procesados generalmente son altos en ácidos grasos trans.
Las galletas, papas, barritas, entre otros productos generalmente contienen ácidos grasos trans los cuales producen inflamación en el cuerpo y aumentan el riesgo de padecer enfermedades como ateroesclerosis y enfermedades cardiovasculares. 

5. La mayoría de los alimentos procesados tienen bajas cantidades de nutrimentos.
Al procesar los alimentos se pierden las vitaminas y minerales naturales del alimento. En varias ocasiones en la industria después de procesar los alimentos los adicionan con vitaminas y minerales sintéticos.

Así que ya sabes, procura consumir alimentos frescos al menos si quieres tener una mejor salud. Solo es cuestión de evitar consumir menos alimentos empaquetados llenos de químicos y conservadores. Prefiere el pan de la panadería o las tortillas recién hechas en lugar de las empaquetadas que venden en el súper o el pan de caja, evita las galletas y opta por llevar fruta, verduras, semillas, para tus colaciones; evita las bebidas gaseosas, jugos industrializados y consume más agua natural. 

Facebook: Nutrióloga Jessica López