Por Alberto Villafranca (@BetoViPi)

Desde el año 2007 en Estados unidos, cada mes de Abril, sin una fecha exacta, se celebra el ya esperado por muchos “Record Store Day” que básicamente, es una día apartado para la celebración de la música registrada en vinyl y que muchas casas de música han aprovechado para realizar eventos realmente memorables, donde además de mostrar sus más especiales piezas de colección, invitan bandas locales y crean eventos donde todos los involucrados disfrutan de comida, bebidas y música alternativa.

¿De qué trata el Record Store Day?

Básicamente, es el día en el que las casas de música, aprovechan para lanzar rarezas musicales, ediciones especiales, además de ofertas especiales, generalmente envolviendo a los discos de acetato; celebrar a los discos de vinyl, para terminar sin tantas vueltas.

Claramente, el propósito de dicha fecha, es el de darle un empujón a las ediciones en petróleo, que si bien, han tenido un nuevo “bum” mercadológico, siguen sin representar las estratosféricas ganancias que en su momento, registraran las ventas de los discos compactos.

Definitivamente, es el pretexto perfecto para acercarte por primera vez a este nuevo (¿o viejo?) suceso musical, que definitivamente, representa una refrescante propuesta, en un momento clave, en que la música ha perdido ese feeling artesanal en plataformas de compra y streaming de música, como lo son Spotify, iTunes, etc. En los que si bien se puede encontrar todo tipo de música de cualquier género que te apetezca, definitivamente carece de los elementos gráficos que viene con la compra de un disco, además de que al perderse la oportunidad de escuchar un lado completo del disco, para llegar a esa canción incomparable, se puede perder la esencia completa que el artista intentó plasmar en su álbum.

La edición de este año, se llevará a cabo el 22 de Abril y te aviso que aunque no cuentes con una tornamesa, seguramente la pasaras bastante bien en una tienda musical ese día, por toda la fiesta que se desarrolla y gira alrededor de la música, así que te reto a que te enteres de las tiendas musicales más cercanas a ti, invites a tus amigos entusiastas por el cuarto arte y los arrastres contigo a la que prometo, será la mejor experiencia del próximo fin de semana, y de no ser así, habrás ganado el derecho de escribirme los improperios que creas necesarios y me comentes qué fue lo que no te gustó de dicha fiesta en @BetoViPi.