Carlos-García. LIBROPOLITICA

Enfundado en traje obscuro, zapatos del mismo tono, camisa blanca y corbata verde, reapareció Carlos Salinas de Gortari el pasado lunes en la Ciudad de México, para ser preciso, en el foro que conmemoró los 500 años de la publicación del libro “El Príncipe” del florentino Nicolás Maquiavelo, evento organizado por el Instituto Mexicano para la Justicia.

Como ponentes invitados al evento llamado: “Realismo e idealismo en Maquiavelo”, estuvieron el historiador de la Universidad de Princeton Maurizio Viroli, el embajador de Italia Luigi Maccotta y el expresidente mexicano en mención; éste último, aprovechó el escenario para lanzar algunos mensajes directos a la futura administración pública federal, de los cuales, destacaré uno.

“Estamos en un momento maquiavélico, porque la república está ante un gran riesgo, el de renacer o el de desaparecer”, dijo Salinas de Gortari. Vale la pena señalar que nuestra república está acostumbrada a permanecer en riesgo desde que nació como tal 1823; sin embargo, se ha mantenido vigente a pesar de diversas crisis políticas, económicas y otras conspiraciones, exceptuando solamente los momentos históricos de invasiones extranjeras y conflictos armados; por lo tanto, riesgo y república son un binomio inseparable en México.

En relación a lo anterior, sabemos que la República Mexicana no va a renacer, tampoco va a desaparecer; simplemente va a evolucionar y, lo hará mediante un cambio de régimen reestructurado jurídica desde la constitución federal que, como fuente principal del derecho, establecerá nuevas directrices, funciones y obligaciones al estado del mexicano, pero, además, a los órganos y organismos públicos y privados, así como a la sociedad. A esto se llama cambio y ya está en marcha.

¿A qué riesgo le teme Carlos Salinas?, muy pronto se le olvidó al Licenciado lo que señaló en 2013 en el programa de TV Azteca “Shalalá” con la entrevistadora Sabine Berman, en aquella ocasión al presentar su libro: “Democracia republicana”, afirmó categóricamente: “¿sabe usted cuando se produjeron los mejores momentos republicanos? cuando la república estaba en riesgo y hoy lo está”.

Por lo tanto, ese riesgo no es más que la oportunidad para reconfigurar al estado mexicano, un punto de inflexión para iniciar con el combate frontal a la corrupción y la cero tolerancia con la delincuencia en todos sus niveles, un espacio para recuperar la seguridad pública del país y elevar los ingresos económicos de las familias mexicanas.

Es peculiar que el expresidente Salinas intente promover un acercamiento con el grupo que gobernará próximamente a México, el cual, tiene su origen en el Frente Democrático Nacional y en el PRD, esos a los que en su último informe de gobierno en 1994 les dijo: “ni los veo ni los oigo”, eso ya lo olvidó, ahora pide que los escuchen.

Twitter: @carloskgv