De soberbia de Los Pinos al terror de una posible derrota

63

Estuvimos en el Distrito Federal que pomposamente le llaman CDMX cuando sigue siendo para muchos sólo “el defectuoso”. Platicamos con colegas del más alto nivel, con priistas y es la primera vez que los de Insurgentes se sintieron mortificados.

Y es que ahora si -aceptan en privado- han pasado de soberbia de Los Pinos al terror de una posible derrota. Así que lo anterior los lleva al viejo chiste de que, una vez muertos – de suceder- ahora si van a culpar a Dios.

Deplorable, nos comentan, que se hayan ignorado tantas señales. Expliquemos con manzanitas: Dice el cuentecillo que érase una vez un partido (adaptación) que tenía mucha fe. Tan grande que no cabía en el país entero.

Pero igual hubo una vez un diluvio nacional que no obstante el desastre que estaba ocasionando, lejos de ponerse a salvo sólo se encomendó a Dios pues pensó, no me dejará morir.

Empezó a subir el agua y se puso a rezar quedito, como mandan los estatutos, pero el agua no cesaba y empezó a afectar a las viviendas de sus vecinos. El agua se metió a su casa y puso ladrillos en los muebles sin parar de rezar.

Tocó a la puerta la autoridad municipal y no se quiso ir a ningún albergue. Pasaron las horas, los sexenios y a cubetazos logró sacar el agua de su casa, pero fue tanta que terminó en el techo de la casa.

Llegó Protección Civil y las encuestas, los reyes de la demotecnia y no quiso escuchar razones pues pensó Dios me va a salvar. Así pasó tanto tiempo que de plano las fuerzas armadas de las redes sociales le advirtieron que podría morir y sucedió.

Murió y al llegar a la antesala del cielo y infierno finalmente dejó de rezar y elevó su más rudo reclamo a Dios y a San Pedro responsable del filtro de, si te toca dieta de azufre o el paraíso. ¡Me abandonaron! ¿Por qué a mi que di tanto al país y que nunca perdí la fe?

Lo de más ya lo conocen pues Dios le había advertido, enviado señales y hasta apoyo para salvarle pero igual que Salomón, confundió la falsa fe con la obligación divina.

El asunto es que aquí estamos con los datos que indican que el PRI está con el agua hasta el cuello. La más reciente encuesta de El Financiero es muy clara y si bien existe la idea de que las encuestas puedan no obedecer a la realidad territorial, mucho ayudan a la percepción de que Andrés Manuel ganará las elecciones.

“La ventaja de Andrés Manuel López Obrador se amplió entre mayo y junio de 20 a 26 puntos, al subir el morenista en la intención de voto de 46 a 50 por ciento, mientras que Ricardo Anaya pasó de 26 a 24 por ciento. Por otra parte, José Antonio Meade suma 22 por ciento”.

Qué toca, rezar simplemente o pasar de la fe a hechos que hagan la diferencia… Vamos a ver si algo queda en la granja.

Lo mejor de cada casa…

Y nueva advertencia del delegado de Gobernación Eliseo Castillo Tejeda, quien señaló que hay que hacer todo lo posible para que las elecciones se desarrollen con tranquilidad.

Desde aquí nuestra solidaridad al colega y amigo Jorge Alberto Pérez González quien ha denunciado ser víctima de acoso por fuentes no identificadas. Su caso, reportó la Revista Proceso está siendo observado por las autoridades federales, a fin de preservar la vida de quien tuvo que cerrar su portal Optimus Informativo.

Y desde Victoria Ale Cárdenas al hablar sobre la falta de credibilidad de los políticos afirmó que hoy son tiempos de dignificar el trabajo y el servicio público. Y por ello, añadió el compromiso de trabajar por el Distrito 5 sin faltar a la palabra.

– Nos tocó como reportero en tiempos de Américo Villarreal acudir a la inauguración del estadio de béisbol de El Realito un trabajo que fue promoción de la maestra Lupita Flores y Juan José Camorlinga. Pasaron muchos años y la obra fue abandonada por muchas autoridades.

Tan cierto que este año y con recursos propios la misma maestra Lupita hoy Senadora y nuestro entrañable Camorlinga repararon éste estadio que nuevamente es muy útil para los que gustan de este deporte en esta población y las comunidades vecinas. De esa talla era el corazón de quién fuera privado de la vida apenas la semana pasada.

Del cuarto piso.- Solamente 21 días de campaña para hacer la diferencia. De color quieren el cielo… azul celeste, morena o tricolor.

OTROSI: Ser Meade y sentarse a la mesa de tanto traidor como Osorio. Lo que se tienen que tragar y sin salivita. Qué terrible.

18 pendientes…

Correo: jeleazarmedia@gmail.com Twitter.- @eldebateequis