Carlos-García. LIBROPOLITICA

El poeta y escritor uruguayo Mario Benedetti, escribió un poema titulado “No te rindas”, pocos son los hombres que han transmitido esa chispa motivacional en sus escrito y, éste personaje de letras, que también fue integrante, de la famosa generación del 45, lo supo hacer con alta precisión.

Al leer a Benedetti, me recordó el escenario político del México actual y, en específico a los mexicanos de hoy, quienes con esfuerzo y trabajo se despiertan temprano para salir a estudiar; así como a los padres y madres que acuden al trabajo diariamente para llevar el sustento familiar; a los hombres y mujeres que buscan un empleo para trascender en la vida y, sobre todo, a los mexicanos que han perdido a sus familiares en el México violento de la última década.

“No te rindas, aun estas a tiempo de alcanzar y comenzar de nuevo, aceptar tus sombras, enterrar tus miedos”. Así comienza el maravilloso poema, es como un fresco respiro de positivismo para intentarlo de nuevo, para volver a creer en uno mismo y enfrentar los retos.

“…Liberar el lastre, retomar el vuelo, no te rindas que la vida es eso, continuar el viaje, perseguir tus sueños”, invitación para no sacar de la mira el objetivo que nos planteamos y, uno de los principales objetivos nacionales es vivir en un país con mayores niveles de armonía social, que garanticen la tan anhelada paz, pero además, detonar el crecimiento económico nacional.

Nos urge una nación con menos nota roja y con más buenas noticias. Logros colectivos y personales que demuestren la grandeza de las regiones y de algunos liderazgos en lo social, lo tecnológico, lo económico, lo político, lo artístico y lo deportivo; los mexicanos estamos frente al reto de elegir al hombre que encabezará los esfuerzos de toda una nación el próximo 1 de julio, esta es la hora para demostrar lo grande que somos, la capacidad que el pueblo mexicano tiene para solidarizarse.

Honremos la fortaleza, decisión y unión de nuestras raíces mayas, mexicas, otomíes, wixáricas, zapotecas, mixtecas, purépechas y jananbres por mencionar algunas. Como decía Benedetti, “…aún hay fuego en tu alma, aún hay vida en tus sueños, porque cada día es un comienzo nuevo, porque esta es la hora y el mejor momento”, porque somos más una porra, más que un buen tequila, más que un puño arriba, porque el momento de hacer las cosas diferentes es hoy, la oportunidad de no quejarnos los próximos seis años está en nosotros, si nos callamos alguien más decidirá por nosotros, acudamos a votar por el color que sea pero hagámoslo conscientemente.

Twitter: @karloskgv