Atlanta United derrotó al América en la Campeones Cup.

69

Atlanta. 15 de Agosto de 2019.- En un partido lleno de goles, jugadas polémicas y acciones que levantaron suspiros, Atlanta United se llevó el título de la Campeones Cup al derrotar 3-2 al América en un cotejo que tuvo emociones de principio a fin y que dejó a los mexicanos sin el trofeo.

En un partido intenso desde el arranque, el cuadro del estado de Georgia fue quien se puso adelante en el marcador, esto con una gran jugada colectiva que Gonzalo ‘Pity’ Martínez se ecnargó de definir sutilmente ante la salida de Oscar Jiménez que nada pudo hacer para evitar la caída de su arco a los cinco minutos.

América comenzó a adelantar líneas y solo siete minutos después del tanto de los estadounidenses consiguió la igualada en los pies de Renato Ibarra, quien segundos antes había estrellado un balón en el poste y con una jugada similar en un segundo intento no perdonó y la mandó a guardar.

Justo cuando la primera parte veía su fin, Atlanta pudo conseguir el segundo tanto del cotejo por la vía del penalti, ya que en el área Bruno Valdez le cometió una falta flagrante al Pity, sin embargo su tocayo de apellido, Josef Martínez quiso cobrar la pena máxima de manera espectacular con un brinco y terminó regalando el balón a Jiménez.

Las Águilas tuvieron la oportunidad de ponerse adelante en la pizarra y no la desaprovecharon, esto tras un tiro de esquina que en un par de ocasiones Roger Martínez remato para colocar el 1-2 en favor de los de Coapa a loas 56′.

Sin embargo las cosas cambiaron drásticamente para el América solo tres minutos después, iniciando con un potente derechazo de Jeff Larentowicz quien se llenó de pelota y la envió a las redes azulcremas que rápidamente veían esfumada su ventaja.

El partido se inclinó del lado del Atlanta United, mismo que logró retomar la ventaja a los 65 minutos, nuevamente mediante un penalti que esta vez el venezolano Martínez tiró con fuerza para poner los cartones 3-2.

Para colmo de males, América se quedó sin un jugador cuando faltaban 20 minutos para que se acabara el partido, pues Bruno Valdez vio la segunda tarjeta amarilla al detener a un rival cuando se escapaba y el juez central no dudó en mandarlo a las regaderas.

Atlanta logró levantar el trofeo de la Campeones Cup ante su afición, la cual hizo una gran entrada en el majestuoso Mercedes-Benz Stadium, a pesar de que la fanaticada americanista se dio cita en buen número.