De Agencias

Por Fernando Franco

Los Philadelphia Eagles dominaron casi todo el partido a los New England Patriots. Su ofensiva lució imparable y su defensiva se comportó a la altura en los momentos cumbres del Super Bowl LII. Nick Foles hizo lo necesario y no se equivocó con un poco de ayuda de sus corredores: LeGarrette Blount y Jay Ajayi, y también del receptor: Zach Ertz.


El partido en el U.S. Bank Stadium vivió su segundo milagro de la temporada con el primer anillo para la franquicia de Pennsylvania en la era del Super Bowl. Foles entrará a la pretemporada de la NFL como una de las grandes incógnitas de los Eagles en torno a quién ocupará la posición de mariscal titular. Por el otro lado, Tom Brady regresará para la campaña 2018 en busca de sumar su sexto Vince Lombardi en casi 20 años de carrera.