El Basurero de César Serrano.

Lunes 3 diciembre de 2018.-. El “Basurero municipal” de San Mateo Atenco ubicado a unos cuantos metros del cauce principal del Río Lerma es uno de los focos principales de contaminación que dañan gravemente el afluente al no contar con un sistema para el control y manejo de los lixiviados (líquidos que se forman por las acumulaciones de basura) y que resultan altamente tóxicos para la población cercana a ese lugar.

Los altos grados de corrupción existentes entre autoridades del Ayuntamiento y los responsables de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales del Estado y del gobierno Federal, han permitido hasta hoy que ese tiradero de basura siga funcionando ilegalmente.

Diversas argucias y acuerdos al margen de la ley practicadas por funcionarios locales del Ayuntamiento, apoyados por el alcalde César Serrano González, han evitado que el también llamado “Centro de Transferencia de basura” sea clausurado, sin embargo opera impunemente.

Además de los daños ecológicos que causa, para lo que sirve ese depósito ilegal donde son vertidas las casi 20 toneladas de basura que diariamente produce la población del municipio, es para hacer una selección previa y comercializar los desechos que sirven para ser reciclados y vendidos, y luego, lo que queda, es llevado al municipio de Xonacatlán donde finalmente, son depositados ahí.

Los desechos que son vendidos y de donde se obtienen importantes ganancias económicas, aseguran que son controladas por la propia administración municipal, según opiniones de personas que son empleadas en el “basurero”.

Oscar Zepeda, activista y destacado político del municipio de San Mateo Atenco, mostro su inconformidad por las condiciones inadecuadas en el que el deposito ilegal de basura esté operando.
Dijo, que las afectaciones son severas al medio ambiente y en consecuencia impactan contra la salud de decenas de familias que viven en la zona.

“Vamos a actuar en forma directa en busca de resolver el problema del basurero, ya no se puede permitir La grave negligencia del alcalde César Serrano”, adelantó.

Hay mucha inconformidad de la población por el pésimo servicio de limpieza pública y las graves condiciones del mal llamado Centro de Transferencia de Basura convertido en foco contaminante para la preservación y conservación del Rio Lerma.

Zepeda aseguró, que ya se prepara una denuncia con todos los argumentos necesarios para hacerle frente al problema en busca de una solución definitiva.