SAIMI REYES CARMONA|FOTOS: OMARA GARCÍA MEDEROS 

La Habana, 19 mar (ACN) El Interferón Alfa 2B Recombinante, medicamento que la Isla produce y que se elabora también con tecnología cubana en la empresa mixta Chang Heber, tiene un amplio alcance en el tratamiento de la COVID-19 en China y otras naciones.

Santiago Dueñas Carrera, Vicegerente General de Chang Heber (ubicada en China), especificó que el fármaco es uno de los más empleados para tratar actualmente el nuevo coronavirus en la nación asiática, sobre todo en el formato aerosol, por su mecanismo de acción antiviral que se relaciona con el sistema inmunológico del organismo.

Explicó que, a raíz del llamado de la Comisión Nacional de Salud de China de liberar el Interferón para combatir la nueva epidemia de coronavirus a principios del año 2020, Chang Heber se sumó al enfrentamiento de la enfermedad.

0319-interferon-alfa1.jpg

Aclaró que en la nación asiática otras empresas fabrican Interferón, no obstante, el que se produce con tecnología cubana es uno de los más demandados y efectivos, fundamentalmente para suministrar al personal sanitario en contacto con pacientes de riesgo.

EL INTERFERÓN CUBANO UTILIZADO CONTRA EL COVID-19 

 El uso que China hace de este interferón -y también los demás países que lo han ido solicitando- significa un reconocimiento a la capacidad de la industria biotecnológica de la mayor de las Antillas para desarrollar tecnologías seguras y eficaces, aseguró el directivo.

La empresa mixta cubano-china Chang Heber fue creada en 2003 en el gigante asiático, y está dedicada principalmente a la producción y comercialización de productos biotecnológicos, sobre todo del Interferón Alfa 2B Recombinante, con tecnología cubana transferida del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB).

0319-interferon-alfa4.jpg

Dicha entidad se conformó por un interés de los gobiernos de ambos países de desarrollar la biotecnología china a partir de la experiencia acumulada por Cuba, pues en la Isla se produce Interferón con buenos resultados desde la década de los 80 del pasado siglo.

Actualmente, y según ha comunicado el Grupo BioCubaFarma, varias naciones se encuentran interesadas en este Interferón, como un medio efectivo para combatir el nuevo Coronavirus causante de la COVID-19, declarada pandemia por la Organización Mundial de la Salud.