Cortesia: de Yonhap

Singapur, 12 de junio (Yonhap) — El presidente del Comité de Asuntos de Estado norcoreano, Kim Jong-un, y el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, han iniciado este martes su reunión cumbre en Singapur, lo que supone una oportunidad histórica para acabar pacíficamente con la amenaza nuclear norcoreana.

La cumbre comenzó en torno a las 9:00 a.m. (hora local) en la isla vacacional de Sentosa, contra el telón de fondo de la capacidad nuclear del Norte, que Trump ha prometido no dejar nunca que EE. UU. esté a su merced.

Ambos líderes intercambiaron palabras frente una fila de banderas de las dos naciones establecidas en el hotel Capella y luego caminaron juntos hacia la sala de reuniones, acompañados solo por sus intérpretes.

Trump dijo, sentándose al lado de Kim, que sostendrán una gran discusión y que cree que habrá un enorme éxito, añadiendo que “es mi honor y tendremos una relación fantástica”.

iniciaron las platicas Kim y Trump en Singapur.

El líder norcoreano señaló que el camino hacia la reunión no fue fácil, afirmando que “hubo trabas y prácticas erróneas que, de vez en cuando, cubrieron nuestros ojos y oídos, pero superamos todas las cosas para llegar hasta aquí”.

Trump dijo en respuesta que “es cierto”, mostrándose de acuerdo con las palabras de Kim.

Ambos líderes sostuvieron una reunión bilateral de 35 minutos y comenzaron los diálogos extendidos con sus asesores.