En Jalisco, como en todo el país, las bases demandan se abra la afiliación a Morena.

• No es éticamente correcto ni políticamente conveniente que quienes manejen los padrones de beneficiarios, sean candidatos; les da una ventaja indebida.
• En Jalisco, como en todo el país, las bases demandan se abra la afiliación a Morena.

San Pedro Tlaquepaque, Jalisco, a 12 de mayo de 2019. La militancia y los simpatizantes de Morena coinciden en que los funcionarios federales y estatales del Gobierno de México que manejen programas sociales, deben renunciar con tres años de anticipación para ser candidatos.
No es éticamente correcto, ni políticamente conveniente que quienes manejen los padrones de beneficiarios, sean candidatos de Morena, ni de otros partidos, ya que les da una ventaja indebida respecto a otros aspirantes.
Ante esta situación, propongo las reformas estatutarias y a las leyes electorales, para que los funcionarios que tengan esa responsabilidad, renuncien tres años previos a la elección, a fin de garantizar que ni los programas sociales ni la estructura, puedan ser utilizados a su favor.
De no llevarse a cabo una renovación democrática de las dirigencias nacional, estatal y municipales, simpatizantes y militantes de Morena acudirían a los tribunales con el argumento de que no se respetan sus garantías y derechos constitucionales.
Como en cada lugar del país que he visitado, en Jalisco los morenistas demandan que se abra la afiliación al partido y que no se den imposiciones por parte de la dirigencia actual.
Estoy en contra de que la Nomenclatura encabezada por Yeidckol Polevnsky quiera convocar a elección en los 300 distritos sin que se abra la afiliación, no tiene un liderazgo democrático sino autoritario, impositivo, que no escucha a las bases.
Ante ello, se promoverán una serie de manifestaciones en plazas públicas entre julio y agosto y ante notario se certificará que los manifestantes se quieren afiliar y no los dejan. Con ese documento irán a los tribunales electorales para impedir las asambleas donde elegirían dirigentes a modo.

Yo levanté la voz porque me empecé a dar cuenta de que muchos militantes de todo el país se quejaban que no les hacía caso la dirigencia nacional, los dejaban fuera de las decisiones importantes y llevaba a cabo una serie de negociaciones políticas con lo que llaman la mafia del poder.
Exijo que se respete el derecho de afiliación al partido de cara a noviembre próximo, fecha en que se celebrarán las elecciones de la presidencia nacional y las dirigencias estatales y municipales.

La gente comparte mi mismo sentido; que haya elección democrática, que se abra la afiliación, que la UNAM haga las encuestas en coordinación con unidades estatales, y que los que sean funcionarios de programas sociales no sean candidatos o que renuncien mínimo tres años antes.
Los jóvenes tienen derecho, desde los 15 años, a militar en Morena; también tienen derecho a definir quién debe ser su dirigente, los jóvenes son tan importantes porque es la mayoría y va a ser el futuro de este país, van a tener en sus manos Morena.
Durante el marco de esta gira nacional, el día de hoy me encuentro reunido con militantes y líderes protagonistas del Cambio Verdadero, que integran los comités en San Pedro Tlaquepaque.