Conferencia de Prensa de Alfonso Navarrete Prida.

14 de febrero de 2018

Buenas tardes.

Quedé que se daría un informe del CISEN en relación a los sucesos presentados en redes sociales el día de ayer, este informe ya se me ha entregado, y en consecuencia se los voy a compartir y les diré algunas decisiones que su servidor ha tomado.

El pasado 10 de febrero, sábado, al terminar la Reunión del Grupo de Coordinación local, celebrada en Boca del Río, Veracruz, en acuerdo entre el Secretario General de Gobierno y el Delegado del CISEN en Veracruz, se consideró oportuno darle cobertura al cierre de precampaña de Ricardo Anaya, en Coatzacoalcos, como parte de los protocolos para garantizar la integridad de los actores y los participantes de las diferentes actividades en el actual proceso electoral de los distintos partidos.

Los grupos de coordinación existen desde hace muchos años, su fundamento es las bases republicanas de los niveles de gobierno, y se analizan, cada vez que se reúnen, lo que se llama Agenda de Riesgos, y todos se enfocan a tratar de cubrir esa Agenda de Riesgos con una idea preventiva.

Esto tiene fundamento en ley, en el Artículo 19 de la Ley de Seguridad Nacional, que señala entre otras, la obligación del CISEN, de preservar los procesos democráticos fundados en el correcto desarrollo del país.

Derivado de ello, el CISEN tiene el deber jurídico de monitorear en forma permanente, todos los aspectos vinculados con los procesos de trascendencia nacional, sin que ello pueda ser considerado espionaje o actividad clandestina violatoria de derechos humanos alguno.

El seguimiento de las actividades públicas de los precandidatos y candidatos, así como el contexto y contenido de sus actos y actividades proselitistas, forman parte del análisis cotidiano que históricamente realiza el Centro y su fundamento legal es el antes descrito.

Ahora bien, de la investigación solicitada al Centro de Investigación y Seguridad Nacional, este órgano informó:

Como ya es del conocimiento, el pasado 11 de febrero, domingo, se dio cobertura al cierre de precampaña de diversos partidos políticos por parte de diferentes instituciones públicas.

En el caso que nos refiere, se elaboró previamente una orden de operación para planear la cobertura sin interaccionar con el precandidato o su equipo, porque así se acordó con todos los actores involucrados en la reunión señalada, particularmente con autoridades del gobierno local veracruzano.

De la reunión se desprendió que el equipo de campaña estaba enterado de estos sucesos, ¿por qué? porque la seguridad perimetral en un evento masivo la cubre gobierno del estado, porque es un tema que se lleva a la Agenda de Riesgos, y porque ahí se toman decisiones que sirven para el desarrollo y funcionamiento en el marco de la ley, de las distintas instancias que ocurren a un evento de esta naturaleza.

Al CISEN le correspondió ocuparse del trayecto desde la caseta 045 en Fortín, división de acceso a Puebla, 67 kilómetros, carretera 150 de México a Veracruz, como ocurrió en su totalidad y que fuera esto visible con vehículos oficiales.

Durante su trayecto, el precandidato cruzó la caseta a las 17:24 horas, en una camioneta Suburban, color blanco, con placas de circulación de la Ciudad de México.

A su arribo a la gasolinera Las Gemelas, en el kilómetro 290+320, el precandidato advirtió la presencia de un empleado del Centro y descendió del vehículo para preguntar los motivos por los que se le estaba siguiendo.

De inmediato, previa identificación verbal, se le informó que había una comisión para darle cobertura en el tramo carretero, y que en caso de un eventual incidente se reportaría a la superioridad de inmediato.

El precandidato, en ese entonces, comentó que para esos casos se le tenía que avisar, por lo que se le respondió que previamente con gobierno del estado y otras instituciones se había tenido una junta en donde se acordaron las actividades de seguimiento.

Posteriormente, se retiró del lugar sin mayor incidente el precandidato y, desde luego, el empleado de este Centro de Investigación y Seguridad Nacional.

Conclusiones:

El seguimiento a la cobertura al cierre de la precampaña de Ricardo Anaya, en Coatzacoalcos, se realizó por acuerdo entre gobierno de Veracruz, a través del secretario General de Gobierno y el delegado del CISEN.

Lo anterior, al concluir la sesión del Grupo de Coordinación local celebrada el 10 de febrero en Boca del Río.

Se destaca que permanentemente por protocolo, se mantiene la cobertura de las actividades de interés en el estado, en el marco del proceso electoral, por lo que sistemáticamente hay un proceso de comunicación entre el secretario General de Gobierno y el delegado del CISEN.

La presencia y cobertura del CISEN en la carretera durante el trayecto de salida del precandidato en cuestión hacia la Ciudad de México, era con el único propósito de informar alguna eventualidad, debido a que concluía con su precampaña en Veracruz, y esto se hizo con vehículos oficiales y de forma visible.

La operación del Centro no se rige, ni se va a regir, por las coyunturas ajenas a la seguridad nacional. Sin embargo, sin dejar de observar las obligaciones que por ley se tienen, el Director General ha ordenado la revisión y adaptación de los protocolos de actuación para garantizar la transparencia en este tipo de actividades que se hacen de forma coordinada con otros niveles de gobierno.

El Centro realiza un análisis respecto a la veracidad sobre lo relatado en entrevista interna por el delegado, el subdelegado y el empleado que participaron en los hechos aquí descritos.

Sin embargo, del informe que se le ha entregado a su servidor, al Secretario de Gobernación, se desprenden algunas presuntas irregularidades y en consecuencia decisiones.

Primero, no obstante que el suceso ocurrió el día 11 de febrero, ni el empleado del CISEN, ni funcionario alguno de la Delegación en Veracruz informó de este hecho.

Los trabajadores aducen que se entendía que el equipo de campaña estaba enterado y que era un acompañamiento visible, con vehículos oficiales y plenamente identificados.

Sin embargo, para efectos de la normatividad federal, es una presunta irregularidad, porque se debió informar.

A pesar de que hay comunicación permanente entre la Secretaría de Gobernación con partidos políticos, que ustedes han sido testigos para ver temas de seguridad en procesos electorales, tampoco se le comunicó a esta institución, Secretaría de Gobernación, que este incidente haya acontecido.

Lo que es un hecho, es que el domingo 11 de febrero, siendo para quien lo hace público un acto de opinión, en su opinión grave, le da publicidad además en redes sociales, se dio esa publicidad hasta el martes 13, sin que por los diversos conductos que existen de comunicación con autoridades locales, funcionarios de la Delegación estatal del CISEN o entre el gobierno y partidos políticos, se haya hecho del conocimiento, y a esto se aduce que el gobierno del estado estaba enterado, se entendía que el equipo de campaña del precandidato Ricardo Anaya también, y que el CISEN le correspondía dar cobertura al tramo carretero antes mencionado.

Por estos acontecimientos, el director del CISEN suspendió al Subdelegado del Centro del CISEN en el estado, ha concentrado a todos los involucrados, y si es el caso, se fincan responsabilidades de carácter administrativo.

No se trata, lo dejo aquí muy claro, ni de un asunto de espionaje clandestino, de un asunto ilegal que no tenga fundamento legal, y menos aún, que no esté dentro de un protocolo donde se analizan todos los temas de seguridad en los estados a través de grupos de coordinación donde participan distintas dependencias.