Foto tomada de agencias internacionales.

La catedral de Notre Dame de París ha sido devastada por las llamas. Un virulento incendio declarado este lunes por la tarde en el monumento más visitado de Europa ha arrasado la parte superior del icónico templo, del siglo XII, y ha derrumbado la aguja que coronaba la torre principal. Los bomberos no están seguros de que se pueda detener la propagación de las llamas por la cubierta de la catedral y han señalado que, si el fuego alcanza las torres, las consecuencias son imprevisibles. La prioridad se centra ahora en salvar las obras de arte de su interior. No obstante, la estructura principal está “a salvo”, según han avanzado los bomberos.

Emmanuel Macron ha hablado ante los medios frente a la catedral: “Reconstruiremos Notre Dame, porque es lo que nuestra historia merece”, ha expresado. El jefe de Estado ha anunciado que se pondrá en marcha una colecta nacional, pero también abierta a donaciones extranjeras. Macron ha recordado que el templo ha sido epicentro de la historia nacional, de sus guerras, de las epidemias, de la liberación, y ha sentenciado que se ha evitado lo peor.

Foto tomada de agencias internacionales.

“Reconstruiremos Notre Dame”, ha expresado Macron
El fuego ha provocado una densa columna de humo amarillenta visible desde varios puntos de la ciudad y ha expulsado un manto de cenizas ante los ojos de estupefacción de centenares de parisinos y turistas, agolpados en los puentes de las inmediaciones. Por ahora, aseguran,

Un portavoz del cuerpo de bomberos ha confirmado que el fuego se ha declarado alrededor de las 18.50 horas de este lunes y ha apuntado que las labores de extinción se han visto dificultadas por el complicado acceso que presenta la catedral. El alcalde del distrito 4 de la ciudad, Ariel Weil, ha asegurado que todos los bomberos disponibles de la ciudad se han trasladado al lugar.

Incendio en Notre Dame
Toda la estructura de madera que se erigía en el templo se está quemando y es probable que sea destruida
Las llamas se han extendido con rapidez por la parte superior del edificio y han engullido por completo la aguja del templo, que estaba rodeada de un andamiaje por las obras y ha acabado cediendo. Gran parte de la estructura superior del edificio se ha visto afectada.