03 de Octubre del 2018.-Joey Grundl trabaja como repartidor en un local de Domino’s Pizza en Waldo, Wisconsin, y recientemente se convirtió en héroe luego de que ayudara a una mujer a liberarse de un secuestro del que era víctima desde hace varios días.

En entrevista con NBC, Joey contó que acudió a hacer la entrega a una casa y se percató que en la sala había una mujer con el rostro golpeado. Él asegura que la miró fijamente y cuando el hombre que hizo el pedido fue a buscar dinero, ella le pidió en voz baja ayuda, así que al volver al local de pizza, llamó a la policía para contarles lo que había visto.

Los agentes acudieron a la dirección y efectivamente, pudieron rescatar a esta mujer que había sido secuestrada y golpeada por su expareja, un hombre de 55 años llamado Dean Hoffmann, quien ahora enfrenta cargos de abuso doméstico, secuestro, estrangulación, asfixia, intimidación de una víctima y robo de un edificio.