• El Banco de Desarrollo de América del Norte y Mercader Financial, S.A., SOFOM, E.R., firman ampliación de contrato por $380 millones de pesos

San Antonio, Texas – El Banco de Desarrollo de América del Norte (BDAN) y Mercader Financial, S.A., SOFOM, E.R. (Mercader) firmaron un convenio modificatorio a un contrato de crédito existente para ampliar la línea de crédito revolvente de Mercader por $380 millones de pesos y dar continuidad a su programa de adquisición de vehículos de bajas emisiones en la zona fronteriza de México. Mercader es la división de financiamiento de DINA Camiones, S.A. de C.V., una de las fabricantes más importantes de camiones y autobuses en México.
“El programa de autobuses de bajas emisiones implementado por Mercader ha resultado un éxito y brinda una alternativa más limpia y eficiente para el reemplazo de flotas a los sistemas de transporte público de comunidades fronterizas” comentó Alex Hinojosa, director general del BDAN. Además agregó, “con la línea de crédito otorgada por el BDAN a Mercader, desde 2016 se han financiado cerca de 400 unidades nuevas a proveedores de servicios de transporte en ocho zonas urbanas de Baja California, Chihuahua, Nuevo León y Sonora”.
La certificación y financiamiento del programa a través de una línea de crédito revolvente hasta por $500.0 millones de pesos y un plazo de desembolso de hasta 10 años fueron aprobados por el Consejo Directivo en septiembre de 2016. Los primeros $500.0 millones de pesos estaban totalmente desembolsados al mes de noviembre de 2017. Considerando la demanda del programa, Mercader solicitó la ampliación del crédito y recibió la aprobación del Banco en noviembre de 2018. La ampliación del crédito otorgada podría permitir en un inicio la venta de aproximadamente 100 vehículos.
El propósito del programa es mejorar el parque vehicular de transporte público al facilitar el financiamiento de unidades con tecnología de bajas emisiones que cumplen con los límites establecidos en la NOM-044-SEMARNAT-2017 para vehículos que usan diésel y para vehículos a base de gas natural comprimido que cumplen con límites equivalentes a los establecidos por la EPA en 2016, los cuales ofrece DINA actualmente. El programa contribuye a mejorar la calidad del aire y reducir los gases de efecto invernadero en las zonas urbanas de la franja fronteriza norte de México, ya que los vehículos nuevos producen menos emisiones de dióxido de carbono, óxidos de nitrógeno e hidrocarburos que los modelos más antiguos.
FECHA: 18 de diciembre de 2018
Las ciudades beneficiadas al momento con autobuses diésel y de gas natural comprimido son Ciudad Juárez, Chihuahua; Hermosillo, Sonora; Monterrey, Garcia, Guadalupe, Apodaca y Escobedo, Nuevo León; y Tijuana, Baja California.