Viaja de Nueva York a República Dominicana para liposucción y termina muerta en clínica estética

3 de Agosto del 2018.-Familiares en la Gran Manzana y en el exterior exigen información sobre la causa de la muerte de Johanna González Álvarez.

La madre de Johanna González Álvarez, la joven de 25 años que murió en medio de un procedimiento de liposucción y aumento de glúteos en República Dominicana, pidió justicia desde Nueva York.

“Estoy destrozada, destrozada totalmente. Yo lo que quiero es saber de qué fue que murió mi hija, y, que si fue por una negligencia médica, para que ese doctor no siga matando a más mujeres jóvenes así como mi hija”, dijo la dominicana a Univision 41.

“Ella era mi pilar. Ella era mi hija, hermana”, describió la madre sobre la relación que mantenía con su hija.

La joven, que residía en El Bronx, viajó el pasado 24 de julio con sus tres hijos de vacaciones a la isla. La mujer aprovechó para someterse a cirugía en el Centro Especializado en Cirugía Plástica y Lipoescultura (Cecilip), en el sector de Arroyo Hondo, en Santo Domingo.

Pero del lugar la sacaron muerta este martes.

De acuerdo con el diario dominicano Listín Diario, el cadáver de la joven está en el Instituto Nacional de Patología Forense para fines de autopsia.

Pero sus parientes insisten en que personal de la clínica en la que González Álvarez fue evaluada previamente se negaron a dar respuestas sobre las pruebas que se le realizaron.

Familiares indicaron al rotativo que solo han obtenido una respuesta del médico -cuyo nombre se desconoce- vía WhatsApp, en la que solamente se informa su muerte.

Los parientes, además, argumentan que el médico les pidió que no sometieran a la paciente a una autopsia.

El cuerpo de la madre sería devuelto a Estados Unidos para sepultura.