Brasil prolonga la maldición de octavos para México

2 de julio de 2018

A pesar de firmar un Mundial lleno de buenos momentos, la selección mexicana se debe despedir nuevamente en los octavos.

El partido fue disputado, y en ningún momento se dejó de buscar la victoria. Pero todo se reduciría al que más veces acertara. En esta oportunidad bastó un acierto para hacer la diferencia.

México mostró su mejor faceta durante los primeros 45 minutos, exigiendo al máximo a la defensa de los dirigidos por Tite. Cada vez que intentaban subir las líneas y atacar a México, el Tri contestaba con su propia jugada ofensiva.

Pero el gol caería para Brasil en la segunda mitad. A los 51 minutos, Neymar estaría en el sitio adecuado para cerrar una jugada iniciada por Coutinho y continuada por Willian, quien se colaba dentro del área.

Buenas intervenciones de Memo Ochoa prolongaron la esperanza de un México que poco a poco se mostraba con menos energía y vigor, pero las ocasiones frente al arco de Alisson empezaron a escasear.

Hacia el final, al minuto 88, Roberto Firmino se encargó de finiquitar el asunto. Una intervención de Ochoa solo dio garantías de que el primer remate no entrara, pero dejó en los pies del delantero del Liverpool el 2-0 definitivo.

México se despide del Mundial por séptima vez consecutiva en la instancia de octavos de final. Las esperanzas estaban por el cielo de, por fin, ponerle fin a una coincidencia que se siente como maldición a estas alturas.