Un testarazo del francés y un garrafal error del meta uruguayo fueron decisivos para que Francia sumara una victoria y certificara su billete a las semifinales de Rusia 2018 derrotando a una Uruguay que basó su juego en el contacto físico.

Francia sigue su andadura en Rusia 2018 después de vencer a Uruguay por 2-0 en un intenso partido. Los galos superior jugar sus bazas de forma excelente para anular a una Uruguay que desde el inicio basó su juego en el contacto físico.

Los charrúas querían hacer historia accediendo de nuevo a una semifinal, y desde el primer momento dejaron claro cuál sería su estilo de juego ante Francia: intensidad física y contacto para tratar de generar ocasiones. De esta manera, los galos apenas podían llegar al área en los primeros compases. Aunque Mbappé iba a tener una chance mediado el primer tiempo, con un cabezazo que se iría alto.

Pero en una falta iba a llegar el primer gol. Griezmann botó un balón al punto de penalti que Raphael Varane remató de cabeza fácilmente. Un gol que ponía a Francia por delante cuando restaban apenas cinco minutos para acabar la primera mitad. Uruguay iba a intentar remontar el 1-0 adverso en los últimos copases de la primera parte, pero las intentonas serían infructuosas.

Con la llegada del segundo tiempo, los uruguayos no bajaron la intensidad, y desde el inicio de la segunda parte serían ellos quienes llevaran la batuta del control del partido. Parecía que podría llegar el empate. Pero Fernando Muslera se iba a convertir en el protagonista involuntario de la tarde.

Porque un garrafal error puso a Francia rumbo a las semifinales del Mundial de Rusia. Un disparo de Antoine Griezmann terminó en las redes de su portería pese a que el arquero rechazó el balón al tiro del galo.

Con Francia controlando el partido, Uruguay tenía cada vez más difícil la remontada. Pero los intentos charrúas no fructuaban. Por si fuera poco, una controvertida acción de Mbappé desembocó en una trifulca sobre el césped, que quedó sancionada con amarilla para el joven talento del PSG.

Al final, 2-0 y Francia que pone rumbo a la semifinal del Mundial.