La directora del plantel, Laura García Álvarez.

Insta a autoridades estatales y sindicales, emitan un resolutivo que ponga fin al conflicto interno; “auditorías e investigación comprueban que estoy limpia”, asegura.

Por: Alejandro Valladares A.

Ciudad Victoria, Tam. 11 de mayo de 2019.- A casi tres meses de iniciado el conflicto en la Preparatoria Federalizada No.3 Carlos Adrián Avilés Bortoloussi, la directora del plantel, Laura García Álvarez, pidió a las autoridades educativas así como a la organización sindical, poner fin a la incertidumbre que prevalece en ese plantel y emitir un resolutivo que permita trabajar en la reconstrucción de la armonía interna.En rueda de prensa realizada este miércoles, la directora refirió que del 25 de febrero a la fecha han sido efectuadas dos auditorías, federal y estatal, así como una investigación por parte del área jurídica de la Secretaría de Educación de Tamaulipas (SET), conjuntamente con al área de media superior del sindicato de maestros sin que se haya dado un resolutivo.”Ahorita estamos en condiciones estables, retorné a la escuela después de un mes separada del cargo ante la incapacidad de las autoridades educativas para dar una solución asertiva a esta problemática, así como el desinterés de la parte sindical para defender los derechos de los trabajadores”, comentó.García Álvarez dijo desconocer cuál es la razón por la que se ha generado el conflicto y la decisión de separarla de la dirección, pues no le han notificado por escrito si existen o no irregularidades derivadas de las auditorías y la investigación.”El 25 de febrero realizaron la investigación bipartita SET-SNTE, sin encontrar ningún elemento para que yo estuviera fuera del cargo o se me rescindiera mi trabajo, aún así me ubicaron en la Torre Gubernamental más de un mes atendiendo desde allá las necesidades de la escuela”, expuso.La directora añadió que la situación ha trascendido a los padres de familia por el temor de éstos a que sus hijos se vean afectados, tanto en su preparación como aquellos que egresarán al concluir el ciclo.”Por eso regresé, pero principalmente porque por escrito no tengo ninguna indicación oficial de que no debo estar ejerciendo mis funciones. Hay retraso en los planes y programas, pero sobre todo inestabilidad entre el personal docente y administrativo”, señaló.Finalmente García Álvarez pidió “a las autoridades educativas y al propio Gobierno del Estado, que estén vigilantes de esta escuela para que no se siga afectando a los estudiantes, que vigilen que las cosas se hagan de la manera correcta y justa, lo mismo a mis representantes sindicales a quienes respeto aún y cuando no he tenido su apoyo”.