Mucho ruido, pocas nueces….

96

-Venganza política en el Senado

-AMLO se opone e desaparición de poderes

-Dimes y diretes para el anecdotario

DESATADAS las pasiones y con el asunto en “comisiones”, todo hace indicar que habrá de quedar para el anecdotario político la rivalidad legislativa en el Senado de la República.

Con todo y la separación de Poderes en la Cuarta Transformación, la bancada morenista en la Cámara Alta del Congreso de la Unión atenderá la postura del presidente ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR,

respecto a la iniciativa tendiente a disolver los poderes en los estados de Veracruz, Guanajuato y Tamaulipas.

Al opinar sobre el tema, LÓPEZ OBRADOR fue claro al precisar que no está de acuerdo con esos procesos que tienen como origen la venganza política. Recordó que, durante su permanencia en la Junta de Gobierno de la ciudad de México, enfrentó una acción similar al que ahora proponen los senadores panistas y morenistas.   

Luego de que los legisladores azules pidieron la desaparición de poderes en el estado de Veracruz que gobierna CUITLÁHUAC GARCÍA, la mayoría morenista solicitó lo mismo en Guanajuato y Tamaulipas, argumentando el incremento del índice delictivo en ambas entidades federativas.

La turbulencia legislativa, equiparada al chantaje político, puso en movimiento los instrumentos cibernéticos en respaldo a los gobernadores DIEGO SINHUE RODRÍGUEZ, de Guanajuato, y FRANCISCO JAVIER GARCÍA CABEZA DE VACA, de Tamaulipas.

También, provocó el debate jurídico respecto a la viabilidad del Senado para iniciar el proceso de desaparición de poderes, con base en lo que establece al Artículo 76 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, reformado durante el sexenio de FELIPE CALDERÓN HINOJOSA.

La embestida de los senadores de Morena en contra del mandatario GARCÍA CABEZA DE VACA se dio justo en la víspera de que entregara su III Informe de Gobierno, al Congreso Local.

La bancada mayoritaria en la Cámara Alta enfocó sus baterías en la violencia que se registra en el norte de la entidad y en la presunta ejecución extrajudicial de ocho personas a manos de la Policía Estatal.

La vocería cabecista respondió con datos duros que indican que la fuerza policial se incrementó casi en un 70% al dar de alta a mil 682 agentes, la creación de la Comisión Estatal de Búsqueda de Personas y la superación de la meta de 12% en recaudación de ingresos propios.

Asimismo, recordó que se autorizó la eliminación del cobro de tenencia vehicular para el año fiscal 2019, y que Tamaulipas pasó del lugar 31 (en 2016) al 12 en la Evaluación Nacional del Sistema de Administración Tributaria en eficiencia recaudatoria.

Otros logros estatales que contrarrestan la iniciativa legislativa morenista precisan la generación de 33 mil empleos en 2017, de acuerdo a la estadística del Instituto Mexicano del Seguro Social, el incremento de uno a 9 parques eólicos para la generación de electricidad y el inicio en marzo del presente año de la Estrategia Unidos por Tamaulipas, como una alternativa para combatir la violencia.

Independientemente de venganzas políticas o argumentos jurídicos, lo cierto es que ni en Veracruz ni en Guanajuato ni en Tamaulipas existen las condiciones necesarias para proponer la desaparición de poderes.

Cierto es que en esas entidades federativas se enfrenta un grave problema de inseguridad como consecuencia de la actividad de distintos grupos del crimen organizado.

Sin embargo, la cruda realidad es que ese fenómeno social negativo también se presenta en Morelos, Guerrero, Michoacán, Oaxaca, Nuevo León y Quintana Roo, entre otros ejemplos, sin que los senadores morenistas y panistas objeten nada al respecto.

Lo dicho, es más que seguro que tal iniciativa en el Senado formará parte del anecdotario en la vida política de la Cámara Alta del Congreso de la Unión.

Por lo pronto…..a comisiones.

Y hasta la próxima.

mariodiaz27@prodigy.net.mx