Presidente refrenda respeto a la autonomía de poderes; urge a avanzar en la impartición de justicia.

52

Ante la polémica en la impartición de justicia por parte del Poder Judicial, relacionada con amparos y liberaciones a presuntos delincuentes, somos partidarios de que esto se corrija con respeto a la autonomía e independencia, afirmó el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Al participar en la ceremonia inaugural del XLII Congreso Nacional de Tribunales, refrendó su respeto a la autonomía de los poderes Legislativo y Judicial, al tiempo que urgió a avanzar en el terreno de impartición de justicia, generar paz y acabar con la violencia.

Sostuvo que la mejor definición de justicia es la de José María Morelos y Pavón.

“Que se modere la indigencia y la opulencia; que se eduque al hijo del campesino igual que al hijo del más rico hacendado. Que los tribunales protejan de los abusos que comete el fuerte. Para nosotros, esa es la justicia”, dijo el presidente.

Indicó que confía en que se limpie el Poder Judicial desde dentro y reiteró que no mandará iniciativas al Legislativo para reformarlo.

Afirmó que el Ejecutivo ya no es el poder de los poderes y resaltó que se cuenta con el respaldo de legisladores y senadores para llevar a cabo cambios verdaderos y una transformación en la vida pública.

Aseguró que actualmente “hay más confianza y respeto de los ciudadanos hacia las autoridades e instituciones. Existía una mala imagen relacionada con la violencia y la corrupción; nuestro principal desafío es acabar con los grandes y graves problemas nacionales”.

La corrupción, señaló, es la principal causa de la desigualdad social y económica.

“Ahora estamos dando resultados y gobernamos con el ejemplo”, subrayó el mandatario.

Expuso que la la Guardia Nacional ayuda a solucionar el déficit en cuerpos policiacos.

“Tenemos el apoyo de las secretarías de la Defensa Nacional y de Marina. El soldado es pueblo uniformado”, puntualizó.