«Infusiones naturales que ayudan a oxigenar el cerebro de manera natural»

diciembre 26, 2021

Recopilado y compartido por #HabacuGarduño


Gracias a su aporte de antioxidantes, las plantas medicinales pueden ser de gran ayuda a la hora de fortalecer el desarrollo cognitivo e, incluso, favorecer las conexiones neuronales.

La constante exposición al estrés, las toxinas del medio ambiente y la incorporación malos hábitos alimenticios son solo algunos de los factores que frecuentemente están más asociados al cansancio y disminución del rendimiento mental.

Y aunque cada vez más las personas tiene acceso a distintas fuentes de información, estas condiciones siguen siendo habituales en la población. En este panorama, los adultos mayores son los más afectados, pero también se han incrementado los casos en personas jóvenes.

Por un lado, la demencia es un síndrome progresivo que generalmente se manifiesta con la pérdida de memoria, dificultad para realizar actividades diarias y, en algunos casos, problemas de lenguaje; además, se ha asociado con la alteración de factores tanto ambientales como genéticos.

Por un lado, la demencia es un síndrome progresivo que generalmente se manifiesta con la pérdida de memoria, dificultad para realizar actividades diarias y, en algunos casos, problemas de lenguaje; además, se ha asociado con la alteración de factores tanto ambientales como genéticos.

Si bien con la edad estas afecciones tienden a agudizarse, hay algunos hábitos y remedios que pueden ayudar a reducir el riesgo, sobre todo cuando empiezan a manifestarse desde temprana edad. Según el portal médico especializado, Mejor con Salud, estas son algunos de las plantas medicinales que pueden ayudar a proveer de mayor oxígeno al cerebro y así aportar a la función neuronal:

Romero
De acuerdo con una reseña publicada por Alexander Leonhardt en el portal Herbs Info, la Universidad de Northumbria en Reino Unido publicó un estudio en el que asegura que al oler la planta de romero aumentaría la capacidad de almacenamiento de la información hasta en un 70 %.

Del mismo modo, un estudio divulgado en Journal of Medicinal Food evidenció que los adultos mayores que participaron en la investigación y que consumieron dosis bajas de polvo de romero seco presentaron mejoras significativas en la velocidad de la memoria.

Ginseng
Según el portal MedlinePlus el ginseng goza de gran popularidad y puede consumirse para tratar el estrés, estimular el sistema inmunológico, además de actuar como estimulante. No obstante, es preciso saber que si se consume de forma excesiva puede provocar efectos secundarios como insomnio y agitación. De igual forma, puede interactuar de forma negativa con diversos fármacos, por lo que es recomendable consultar con un médico antes de empezar a consumirlo.

Salvia
Esta planta es rica en antioxidantes: para obtener los beneficios, la recomendación es poner en una taza de agua hirviendo un manojo de hojas de salvia y dejarlo reposar por unas horas para después consumir.

Ortiga
Los compuestos ayudan a fortalecer la memoria. Los fitoestrógenos que contiene la ortiga propician el aumento del rendimiento mental y, a largo plazo, fortalecen la memoria para prevenir el deterioro cognitivo.

Ginkgo Biloba
Ginkgo biloba en ayunas ya que ayuda a mejorar la circulación sanguínea, la memoria y la concentración. Además, sus extractos naturales son útiles para mejorar la circulación de los capilares del cerebro. Así, ayudan a aumentar su resistencia y evitan su deterioro prematuro.

Té verde
Este té es rico en polifenoles que tienen efectos como la reducción de la inflamación y ayudan a combatir el cáncer. Dentro de los polifenoles está la catequina llamada EGCG (galato de epigalocatequina), un antioxidante natural que ayuda a prevenir el daño celular y proporcionan otros beneficios como combatir la fatiga y el cansancio.

Tomillo
El tomillo contiene naringenina y vitaminas del complejo B, ambos necesarios para mejorar el uso de glucosa en el cerebro y aumentar la protección de los vasos sanguíneos.

Finalmente, a esta especie se le atribuyen compuestos antioxidantes y antiinflamatorios que ayudan a reducir el daño celular, la pérdida de la memoria y el estrés.