Romeritos, listos para las cenas de Navidad y Año Nuevo

diciembre 23, 2023

 

• La Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural informó que estos quelites son el ingrediente principal para la preparación de la torta de camarón, el revoltijo, el pipián y los tradicionales romeritos, que es un platillo en el que se combinan con mole mexicano, nopales, papas cambray y camarón seco.

• Cifras del Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP) revelaron que el Estado de México y la Ciudad de México aportaron dos mil 042 y mil 524 toneladas, respectivamente, a la cosecha del año pasado.

• Este quelite es altamente apreciado por sus aportes nutricionales, pues es fuente de vitaminas A y C, hierro y potasio. Es rico en calcio, fibra y folatos que mejoran la digestión y favorecen a los sistemas nervioso e inmunológico. El Centro de Investigación en Nutrición y Salud del Instituto Nacional de Salud Pública (CINyS-INSP) subraya es bajo su aporte calórico.

La Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural estima una producción de tres mil 624 toneladas —cantidad superior a la registrada en 2022— de romeritos para garantizar la elaboración del platillo típico durante las fiestas decembrinas.

El romerito es una planta con apariencia de arbusto pequeño —de 60 a 100 centímetros de altura—, con hojas verdes, carnosas, de flores pequeñas y fruto seco, abundó.

Señaló que este quelite —cuyo nombre proviene del náhuatl “quilitl” y significa “hierba comestible”— posee un alto grado de integración ambiental porque crece en suelos alcalinos, lugares pantanosos, cuencas cerradas de zonas áridas y semiáridas, lagunas costeras, marismas y litorales del país.

La planta es el ingrediente principal para la preparación de la torta de camarón, el revoltijo, el pipián y los tradicionales romeritos, platillo elaborado con mole mexicano, nopales, papas cambray y camarón seco, para degustarlos durante las cena de Navidad y Año Nuevo.

La dependencia federal llamó a la población a consumir este alimento –que en su momento era muy valorado por los aztecas y hoy es también importante por sus beneficios– y apoyar a la economía de los productores y sus familias.

En 2022, indicó, la producción de romeritos generó un valor superior a los 17 millones de pesos para los agricultores de la región centro de México.

Cifras del Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP) revelaron que el Estado de México y la Ciudad de México aportaron dos mil 042 y mil 524 toneladas, respectivamente, a la cosecha del año pasado.

Al cierre del año pasado se sembraron 225 hectáreas en las alcaldías Xochimilco y Tláhuac, de la Ciudad de México, y 184 hectáreas en el municipio de Valle de Chalco Solidaridad, en territorio mexiquense, detalló.

Su cultivo y comercialización representa una fuente importante de ingresos económicos en la Ciudad de México, particularmente en las comunidades de San Andrés Mixquic, San Nicolás Tetelco y San Juan Ixtayopan, en la alcaldía de Tláhuac, y San Gregorio Atlapulco, en la alcaldía de Xochimilco.

La siembra inicia en octubre para comenzar con su distribución en centrales de abasto, tiendas de autoservicio y mercados durante la temporada decembrina, apuntó la dependencia federal.

Entre enero y febrero se realiza una nueva siembra para contar con romeritos –tanto en manojo como por kilo– hasta las mesas de los mexicanos y durante la temporada de Cuaresma, expuso.

Este quelite era altamente apreciado por sus aportes nutricionales durante la época prehispánica, pues es una fuente de vitaminas A y C, hierro y potasio. Es rico en calcio, fibra y folatos que mejoran la digestión y favorecen a los sistemas nervioso e inmunológico.

El Centro de Investigación en Nutrición y Salud del Instituto Nacional de Salud Pública (CINyS-INSP) expuso que estos son bajos en su aporte calórico, toda vez que una taza de romeritos cocidos aporta sólo 25 calorías.