Los Agustines, un grupo dirigido por un sinvergüenza,  se dicen de izquierda en Lerma, que contravienen las nuevas políticas de gobierno que se instauran en el Estado de México

noviembre 14, 2023

 

Columna Política 

 

Suplicando: «Quiero ser presidenta de Lerma»

Así, como es él (Agustín González Cabrera), burdo, ostentoso, soberbio, mal líder y ahora disque morenista, el “Juan Gabriel de la política local del municipio de Lerma”, salió de la guarida, como buen roedor en busca de su rebanada de queso.

Ahora resulta que el “divo de Lerma”, se siente y presume ser arropado por los morenistas del estado, usando la imagen de Horacio Duarte como charola para moverse por el municipio mexiquense en busca de puestos de elección popular federal y local, recientemente inició su operación territorial y ya se le ve en reuniones “de apoyo” armadas para placearse; recientemente estuvo en varios puntos, uno de ellos fue San Pedro Tultepec,  donde  impulsa también a su esposa Karla Gordillo quien por mandato patriarcal buscan que sea candidata a la presidencia municipal y ruegan les favorezca la paridad de género en las próximas elecciones, porque con la inexperta y en pañales carrera política que ostenta Karla Gordillo, no garantiza el triunfo en el municipio, si no todo lo contrario; ayudaría a que los Sevilla, los Cervantes y compañía, sigan manteniendo el bastión priista lermense.

Así que, Agustín y su grupo (muy quemado por las corruptelas de las que son actores y partidarios) “Los Agustines”, andan en busca de su ansiado hueso y no conforme con la derrota del 2021, buscan llegar si o si a las posiciones políticas, ahora bajo las siglas del gobierno guinda.

Para ello, han estado haciendo uso de voceros inventados a través de redes sociales creadas a modo, disfrazadas de medios de comunicación, sin estrategia de difusión y con la menor remota idea de lo que significa saber comunicar en temas políticos están dando a conocer sus limitados encuentros.

Tan burda es su proyección que se han dado a la tarea de inventar números de asistentes a reuniones, simulan apoyo de los diversos puntos del municipio (cuando no es cierto) y simulan el apoyo a la mujer cuando no es así.

De esta manera los voceros y la propia pareja aprendíz de política, demuestran la falta de seriedad que le tienen a la sociedad lermense y a la actual gobernadora, quien busca perfiles honestos, cercanos a la gente y con convicciones de apoyo a la sociedad en general, que sean austeros en sus formas. (eso es algo que no tiene ni Agustín, mucho menos su grupo de trabajo y por ende lo carece su esposa)

Lo que debe entender Agustín es que Lerma requiere un perfil jovial, cercano a la gobernadora, que entienda el lema de “El poder de Servir” y que sus tiempos ya pasaron, eso de ser el poder detrás del trono ya no es lo de hoy y ser titiritero con títere tampoco.

El partido tendrá que buscar un perfil que tenga el apoyo en los diversos niveles de gobierno y que garantice triunfo y conexión con los lermenses en todos sus sectores.

Los Agustines” deben hacerse aún lado y sumarse al trabajo para que la transformación llegue a Lerma de lo contrario habrán de ser partícipes de la derrota el próximo año, en la casa de enfrente están esperando que se tomen malas desiciones en la designación del candidato o candidata y con ello sacar a su gallo para mantener el municipio, si Agustín y su esposa cometen el error de pelear algo que ya hicieron en el 2021 y no lograron, se repetirá la historia en el 2024.

Si me lo cuentas con Santo y Seña lo publicamos.

[email protected]